Vignemale: Lo normal no va con nosotros

El  gigante del Pirineo francés Vignemale, con sus 3298m de altitud se erige junto con sus hermanos pequeños  Montferrat (3.219m), el Cerbillona (3.247m) o el pico Clot de la Hount (3.289m) entre otros, como la punta más alta del circo de tresmiles situado en lo alto del valle de Ossoue,  constituyendo un paisaje a la altura de nuestras expectativas e ilusiones.

La vía clásica de ascensión se realiza desde dicho valle pernoctando en el refugio guardado de Bayssellance pero claro, si estáis aquí leyendo esto, os podréis imaginar que alguna cosilla habremos cambiado….

A las 2.00 de la madrugada de un sábado de Septiembre nos encontrábamos en las profundidades del valle de Bujaruelo acostados, que no dormidos, en el interior de la cabaña del Cerbillonar. Habíamos recorrido de noche el camino que separa el último rastro de civilización en el camping de San Nicolás de Bujaruelo (1350m) de esta precaria choza a 1800 metros. El objetivo del fin de semana parece sencillo: subir y bajar el Vignamale. Sin embargo, como todo en la vida, lo que importa son los matices y esta excursión emana de eso por todos sus poros.

Para empezar, la ruta elegida fue la cara sur, esa que partiendo de la cabecera del rio Ara nos sitúa 1500 metros positivos después en lo alto del circo mencionado anteriormente para hacernos partícipes del espectáculo. 5 horas de no sueño y enfilamos el barranco de Labaza por su margen derecha negociando en zigzag las prominentes rampas de pasto de vacas que inundan este paraje. Tras 2h 30min con los gemelos más calientes que las pinzas de  freno de un fórmula 1, alcanzamos la depresión situada al pie de Marmolera, un característico muro de mármol blanco elevado verticalmente para constituir el soporte trasero del circo. Prestando atención a su flanco izquierdo se termina distinguiendo una pequeña fisura que salva a este muro de ser catalogado como infranqueable. Se trata del corredor de la Moskowa, una corta chimenea con pasos de II+ que da acceso a la cresta expuesta cuyo final desemboca en uno de los múltiples collados del circo, el Coll de Lady Sister.

10649808_10152636089500412_4857919594635327100_n

Una simple rampa nos permite hollar la cima del Cerbillona. Desde ahí descendemos unos metros hasta la rimaya del glaciar para, tras cruzarlo en horizontal, encarar la fácil trepada por la pirámide cimera que nos separa del objetivo.

10352091_10152636088855412_4174353894156725557_n

1700 metros positivos y 6 horas después, nos encontrábamos en lo alto de la atalaya francesa.
 10636423_10204788639497244_1217864326879497217_o

Foto de rigor y continuamos el duro descenso por la misma cara sur, descenso marcado además de por el cansancio, por la ausencia de agua. Con las últimas luces del día y a esa hora en la que los rayos del sol ya no calientan, llegábamos de nuevo a la choza que, no sabemos muy bien porque, nos parecía terriblemente acogedora.

10636156_10152636088295412_6509953713943423835_nRecuento de fotos y sensaciones, chequeo muscular completo e ingesta masiva de alimentos y agua (melocotones en almíbar incluidos) fue lo que siguió y lo queda por delante, todavía a día de hoy no lo sabemos, así que solo cabe actualizar la página día a día para ver que se nos ha ocurrido esta vez.

Gracias a todos y NO OS PERDAIS EL VIDEO

Anuncios

Un comentario en “Vignemale: Lo normal no va con nosotros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s