Memorias pirenaicas I

La nieve me alcanza la cintura. La mochila impide que me mueva con facilidad. Cuanto más lo intento, más me hundo. El sol fulmina el terreno, y derrite mis esperanzas. Las evapora. Las ahoga. No puedo avanzar, no puedo llegar a mi objetivo, otra vez. ¡Maldita sea! En esta ocasión ni tan siquiera me deja acercarme. Seguir leyendo “Memorias pirenaicas I”

Anuncios

La belleza de lo simple. Candanchú.

Que no siempre se pueden cumplir los objetivos lo sabemos todos. “La montaña siempre estará ahí” se suele decir. Pero no haber cumplido casi ninguna de las cimas este año es para hacerselo mirar…

Gran Facha, Balaitus, Garmo Negro, Brazatos e incluso alguna cima en los alpes, quedan en la lista de meros intentos este año y este fin de semana no iba a ser para menos… Seguir leyendo “La belleza de lo simple. Candanchú.”

Ascender para llegar al éxito || Peña Rueba

Los fin de semana están pensados para descansar de la carga de trabajo que hemos llevado durante la misma, pero a las personas que nos gusta la montaña en todas sus versiones, es el momento que utilizamos para disfrutar de ella. Andar, correr, escalar, caer, reir, sufrir;  todas ellas con un mismo fin DISFRUTAR.

Seguir leyendo “Ascender para llegar al éxito || Peña Rueba”

Ciao!

Para ser sincero, todavía no sé muy bien qué hago aquí.

Hasta hace 5 meses vivía en un décimo piso, desde el que veía todos los tejados del barrio. En 5 minutos me plantaba en el parque más grande de la ciudad, las tiradas largas se hacían por la ribera del canal, y para ver el atardecer no tenía más que subirme a un mirador detrás de mi casa. Me gustaba mi ziudad.

Ahora vivo pared con pared con unas ovejitas, a 1400 kilómetros de mis amigos, y en un pueblo con la milésima parte del número de habitantes. A las gallinas hace días que no las veo, y al cerdo lo mataron el mes pasado. Cosas de la vida. Seguir leyendo “Ciao!”