Salvador

Como toda buena serie policíaca, esta historia comienza con la llegada de un nuevo compañero. Salvador.

Salvador viene a cubrir el hueco que dejó mi anterior colega, “Tiburón”.
Tiburón era un tipo rápido, ágil y con mucho nervio. Su aspecto no pasaba inadvertido y su personalidad, arrollaba. Le llamaban así a causa de un bulto con forma de aleta en la chepa. Bonito no era, pero remataba su carácter.

Tiburón y yo recorrimos muchos kilómetros juntos. Cruzamos España de este a oeste unas cuantas veces; en verano, en invierno, de día y de noche. Viena y Bolonia fueron nuestras dianas más lejanas, y cuando necesitábamos una desconexión, la cornisa cantábrica era nuestro patio de recreo. Seguir leyendo “Salvador”

Anuncios

Efemérides

Cierto es que la última (y única) vez que os escribí, os conté cómo en septiembre le di a mi vida un cambio de aires. Nueva casa, nuevo trabajo, nuevo país… Un completo.
Bueno, pues extraoficialmente, la primera vez que puse aquí los pies fue hace un año ya.

Espectacular. Balbuceando francés e italiano para saber cuántas paradas de tren me quedaban hasta Como, arrastrando una maleta de 29 kilos con el asa rota, y guiado por una indomable profesora de inglés y su inseparable bicicleta. ¡Qué redaños tenía esa mujer! Seguir leyendo “Efemérides”

Ciao!

Para ser sincero, todavía no sé muy bien qué hago aquí.

Hasta hace 5 meses vivía en un décimo piso, desde el que veía todos los tejados del barrio. En 5 minutos me plantaba en el parque más grande de la ciudad, las tiradas largas se hacían por la ribera del canal, y para ver el atardecer no tenía más que subirme a un mirador detrás de mi casa. Me gustaba mi ziudad.

Ahora vivo pared con pared con unas ovejitas, a 1400 kilómetros de mis amigos, y en un pueblo con la milésima parte del número de habitantes. A las gallinas hace días que no las veo, y al cerdo lo mataron el mes pasado. Cosas de la vida. Seguir leyendo “Ciao!”