Los tacones rosas de la tía Glori (200m / 6c) || Mallo Frechín

Aunque todavía cabe la posibilidad de hacer alguna escalada en el Pirineo, la temporada termina y es momento de exprimir lugares como Riglos y Peña Rueba.

En esta ocasión, me dirijo de nuevo, junto a José Luis, al mallo Frechín, con la idea de ascender otra vía de Sueño Vertical. Una restauración de las antiguas vías Rosaleda y vía del Taco, saliendo con tres largos añadidos por las paredes del mallo.

José Luis sólo había escalado en Riglos haciendo deportiva. Le digo que eso hay que remediarlo; que no puede ser que después de tantos años escalando no haya hecho largos allí. Sigo inventándome excusas para liar a la gente a hacer metros. Pero la realidad es que nunca decepciona. Escalar, y más en Riglos, es otra historia, otras sensaciones que difícilmente se encuentran en escuelas de deportiva.

Un paseo hasta pie de vía (después de las eternas aproximaciones en verano, esto es un lujo), nos planta a la izquierda del inmenso desplome de La Visera. A mí aquello me sigue pareciendo una cosa marciana, pero continuamos en la senda para encontrar el equilibrio y la determinación de escalar a su cima.

Realizamos el sorteo; a José Luis le toca los largos impares (entre ellos el más duro) y a mi, los pares.

Los dos primeros largos coinciden con la vía Negro Sobre Rosa. Se trata de una escalada en oposición donde si lo haces bien, deberían cansarse más los gemelos que los brazos.

L3 (6a) continúa la misma tónica hasta llegar a una chimenea más estrecha en la que me convierto en un friend del número 16. Con la mochila quedo totalmente encajado a un metro de la reunión, así que tengo que descender lo suficiente como para poder colgármela en el arnés y ganar los metros que me quedan. El largo no es difícil, pero sí curioso.

L3

L4 asciende por unos metros verticales hasta perder altura por una zona de roca muy suelta equipada con una cuerda fija.

Y es aquí donde comienza lo más duro de la vía. José Luis abre L5 (6c), con una panza al inicio escalable, unos metros verticales que exigen aguantar, y una panza con movimientos a izquierdas previa a la reunión donde cuelgo como un chorizo. Ya se sabe que en Riglos, por norma general, es importante hacer los pasos rápido subiendo mucho los pies para cansarte lo menos posible pero, como siempre, la teoría no sirve para nada si no eres capaz de aplicarla.

L6 (6a+) para mí. Precioso y mantenido, con una panza a mitad algo más difícil pero bastante homogéneo. Lástima que tenga que parar a descansar. El largo anterior pasa factura. José Luis lo encadena sin problemas.

L6

Para acabar, L7 (6a). Una panza inicial con un paso bastante obligado y largo (por lo menos esa sensación tuvimos los dos, a no ser que nos dejáramos de agarrar algo), seguido de unos metros ya tumbados y sencillos para alcanzar la cima del mallo Frechín.

L7

Como la escalada no ha tenido grandes sobresaltos, había que ponerle el puntito de aventura en la bajada y, en lugar de enlazar el cómodo sendero que ladea horizontalmente desde el collado con el circo de verano, enfilamos hacia abajo haciendo una buena jabalinada, por si acaso había dudas de lo malos que somos.

Una más en este maravilloso lugar. Todavía sigo preguntándome cómo subieron por allí en los años 60 con clavos y tacos de madera. Me da miedo sólo pensarlo.

También me pregunto qué es lo que tiene escalar que engancha tanto. Mientras lo descubro, continuaremos dejándonos llevar por el camino vertical.

Nos leemos en la próxima. Hasta entonces ya sabéis: barro aragonés, y pura vida.

David.

La joya del Gállego (6a+, 265m) || Peña Foratata

No es nada nuevo si digo que la gente de Sueño Vertical me ha permitido escalar en sitios donde difícilmente me hubiera atrevido si no es por su manera de equipar. He hecho muchas vías con su firma, principalmente en Peña Rueba y Riglos, y las he disfrutado mucho, puesto que han hecho que me sintiera un poquito más escalador, aunque eso sea un espejismo.

Seguir leyendo «La joya del Gállego (6a+, 265m) || Peña Foratata»

Cresta Crabioules || Valle de Literola

«El precio de la libertad es la soledad, y el precio de ser pájaro la esclavitud del tiempo.»

Reflexiones de este estilo escribió Miriam García Pascual, recogidas en su libro Bájame una estrella. Si no lo conocíais, ya estáis tardando.

La primera vez que leí esa frase no fui capaz de entenderla. Por lo menos de esa forma en la que se entienden las cosas, de verdad. Desde las entrañas. Asimilándola. Viviéndola.

Yo, que jamás voy a ser tan valiente como para ser verdaderamente libre, para ser pájaro, juego a volar de vez en cuando. Y, ¿acaso hay alguna forma mejor de hacerlo que caminar sobre las nubes en un estrecho camino sobre el granito pirenaico?

Seguir leyendo «Cresta Crabioules || Valle de Literola»

Sur Directa (680m, V+) || Torre Santa de Castilla

El 8 de marzo de 2009 se emitió en Cuatro el quinto episodio de la segunda temporada de un programa presentado por un hombre muy campechano con un pelo muy rubio. Dicho así supongo que no tendréis ni idea, pero si os digo Desafío Extremo y Jesús Calleja, igual la cosa cambia un poco.

Cuando descubrí ese programa, y el episodio en concreto, sería un año después, con mi pasión por las montañas todavía en fase de embrión. La explosión de ésta vino con la lectura del libro Bajo los cielos de Asia, de Iñaki Ochoa de Olza, pero esto ya es otra historia.

Seguir leyendo «Sur Directa (680m, V+) || Torre Santa de Castilla»

Canaletas Centrales (200m, V+) || Pico Fenez

14/07/22

Justo hoy se cumple un año de nuestra escalada al Picu Urriellu. Cumplí un pequeño sueño, y justo hoy, cosas del azar, he vuelto a revivirlo.

Una dura temporada, donde ha habido más sombras que luces, y en la que la felicidad iba apareciendo a cuentagotas, me ha hecho exprimir cada oportunidad de poder salir ahí fuera con unas ganas desmesuradas. Y esta ocasión no iba a ser diferente.

Es difícil encontrar a gente que acepte este tipo de planes. Principalmente porque exige andar muchas horas, escalar otras tantas, y pasar (por qué no) un poco de miedo. A quien le gusta escalar prefiere hacerlo cerca y andar menos; y al que le gusta patear, prefiere no atarse a ninguna cuerda.

Seguir leyendo «Canaletas Centrales (200m, V+) || Pico Fenez»

Negro sobre Rosa (200m / 6a+) || Mallo de Enmedio – Riglos

«A la vuelta, desde mi asiento de copiloto, miro hacia la derecha con una sonrisa dibujada en mi cara, intentando disimular el vidrioso de mis ojos, feliz tras volver a reconocerme, por poquito que fuera.»

Por fin estamos de vuelta tras unos meses complicados. Tenía muchas ganas de volver a escribir. El problema radica en que escribo por sensaciones, y éstas emanan cuando hago algo que siento especial. Al no poderlo hacer, el resultado es el que es: tiempo sin reseñar ninguna actividad.

Cuando todo pase será momento de sacar todo lo que hay dentro, pero por ahora, y como nos gusta decir: a llorar a la llorería.

Seguir leyendo «Negro sobre Rosa (200m / 6a+) || Mallo de Enmedio – Riglos»