Cresta Crabioules || Valle de Literola

«El precio de la libertad es la soledad, y el precio de ser pájaro la esclavitud del tiempo.»

Reflexiones de este estilo escribió Miriam García Pascual, recogidas en su libro Bájame una estrella. Si no lo conocíais, ya estáis tardando.

La primera vez que leí esa frase no fui capaz de entenderla. Por lo menos de esa forma en la que se entienden las cosas, de verdad. Desde las entrañas. Asimilándola. Viviéndola.

Yo, que jamás voy a ser tan valiente como para ser verdaderamente libre, para ser pájaro, juego a volar de vez en cuando. Y, ¿acaso hay alguna forma mejor de hacerlo que caminar sobre las nubes en un estrecho camino sobre el granito pirenaico?

Seguir leyendo «Cresta Crabioules || Valle de Literola»

Sur Directa (680m, V+) || Torre Santa de Castilla

El 8 de marzo de 2009 se emitió en Cuatro el quinto episodio de la segunda temporada de un programa presentado por un hombre muy campechano con un pelo muy rubio. Dicho así supongo que no tendréis ni idea, pero si os digo Desafío Extremo y Jesús Calleja, igual la cosa cambia un poco.

Cuando descubrí ese programa, y el episodio en concreto, sería un año después, con mi pasión por las montañas todavía en fase de embrión. La explosión de ésta vino con la lectura del libro Bajo los cielos de Asia, de Iñaki Ochoa de Olza, pero esto ya es otra historia.

Seguir leyendo «Sur Directa (680m, V+) || Torre Santa de Castilla»

Canaletas Centrales (200m, V+) || Pico Fenez

14/07/22

Justo hoy se cumple un año de nuestra escalada al Picu Urriellu. Cumplí un pequeño sueño, y justo hoy, cosas del azar, he vuelto a revivirlo.

Una dura temporada, donde ha habido más sombras que luces, y en la que la felicidad iba apareciendo a cuentagotas, me ha hecho exprimir cada oportunidad de poder salir ahí fuera con unas ganas desmesuradas. Y esta ocasión no iba a ser diferente.

Es difícil encontrar a gente que acepte este tipo de planes. Principalmente porque exige andar muchas horas, escalar otras tantas, y pasar (por qué no) un poco de miedo. A quien le gusta escalar prefiere hacerlo cerca y andar menos; y al que le gusta patear, prefiere no atarse a ninguna cuerda.

Seguir leyendo «Canaletas Centrales (200m, V+) || Pico Fenez»

Negro sobre Rosa (200m / 6a+) || Mallo de Enmedio – Riglos

«A la vuelta, desde mi asiento de copiloto, miro hacia la derecha con una sonrisa dibujada en mi cara, intentando disimular el vidrioso de mis ojos, feliz tras volver a reconocerme, por poquito que fuera.»

Por fin estamos de vuelta tras unos meses complicados. Tenía muchas ganas de volver a escribir. El problema radica en que escribo por sensaciones, y éstas emanan cuando hago algo que siento especial. Al no poderlo hacer, el resultado es el que es: tiempo sin reseñar ninguna actividad.

Cuando todo pase será momento de sacar todo lo que hay dentro, pero por ahora, y como nos gusta decir: a llorar a la llorería.

Seguir leyendo «Negro sobre Rosa (200m / 6a+) || Mallo de Enmedio – Riglos»

Petrechema (2.371m) || Valle de Ansó

Cuando la monotonía del estudio te absorbe, es fácil olvidar que hay cosas muchísimo más importantes que un examen. Es sorprendentemente sencillo perder el norte, obnubilarte, cegarte. Quizás, incluso obsesionarte. A veces distingues bien esa línea, y otras no tanto. La suerte es tener gente que te recuerde lo esencial: furgoneta, montaña, esquí y nieve.

De esta última la cosa va escasa, porque el anticiclón está agarrado como una garrapata. A pesar de ello, Ari y yo decidimos viajar al Refugio de Linza, para volver a respirar aire limpio.

Nuestra idea es clara: esquiaremos lo que se pueda, sino, andando y con crampones, hasta el punto más alto de una cima a la que le tengo muchas ganas. Más por una zona desconocida para mí (y para nosotros), que por la esquiada en sí.

Seguir leyendo «Petrechema (2.371m) || Valle de Ansó»

Memorias escaladoras III

Siempre que has dado tus primeros pasos en un deporte nuevo, te has sentido relativamente competente de forma rápida. Por norma general, enseguida has conseguido «dominar» lo básico y disfrutar desde el primer momento. Así que presupones que éste no va a ser diferente. Iluso.

Ávido de experiencias, conoces la escalada. Se convierte en una hermosa casualidad. Te compras material, aprendes de aquellas maneras, y te lanzas a la roca. Pasan los meses y tú ves aquello como un problema indescifrable.

Durante mucho tiempo sientes que es imposible escalar más de un V de grado. Al principio, caes en el error de pensar que te falta fuerza. Así que te pones a hacer bloque, dominadas, campus y todas esas cosas que ves en los videos de los machacas. Pero tú sigues sin mejorar.

Seguir leyendo «Memorias escaladoras III»