Memorias escaladoras I:

Me alejo de la pared. Doy varios pasos hacia atrás para poder ver la vía con perspectiva. Visualizo cada paso, imagino cómo serán los movimientos, muevo las manos en el aire como si estuviera sintiendo la roca. Me dan consejos que ayudan, pero aún no sé a ciencia cierta cómo van a ser los cantos. Nunca he pasado por ahí.

La roca, negra como el carbón, por suerte no era señal de lo que estaba a punto de suceder. Seguir leyendo «Memorias escaladoras I:»

Seguimos sufriendo, seguimos disfrutando.

Parece contradictorio, pero dista mucho de estar opuesto.

Llevamos unos cuantos años subiendo montañas, conocemos donde está nuestra zona de confort. Creemos saber donde está nuestro límite momentáneo, donde fallamos, qué nos cuesta aprender, qué es lo que nos gusta.

Pese a conocer, o conocernos a nosotros mismos en este medio hay algo que nunca cambia. Seguimos sufriendo y disfrutando por igual. Seguimos mejorando, repitiendo los mismos errores y sobre todo, tenemos claro que este mundo es lo que nos llena. Seguir leyendo «Seguimos sufriendo, seguimos disfrutando.»

Abstinencia.

Abstinencia: Acción de abstenerse o privarse de alguna cosa.

A que acojona. Suena terrible. Privarse de algo, vaya tontería, pudiendo tenerlo todo ¿Verdad? O no. Porque no se puede tener y hacer de todo. Porque el que mucho abarca poco aprieta. ¿O sí?

A lo que vamos, que me voy por las ramas. 18 de junio de 2017. Faltan dos meses para el gran objetivo deportivo del año. Para recorrer una salvajada de kilómetros y llegar a Zermatt; para aclimatar, subir al refugio e intentar, al día siguiente, escalar el Cervino; y para volver, enseñar fotos y vídeos y contar una experiencia más, con cima o sin ella. Seguir leyendo «Abstinencia.»

Estímulos.

Suele pasar que cuando te pones frente al ordenador dispuesto a escribir algo digno que se pueda “publicar”, la hoja se quede en blanco. Y es que para los que no nos vamos a ganar el pan con esto de teclear, necesitamos de un estímulo que nos encienda esa bombillita que indica: ahora chaval, escribe eso que sientes, no te asustes, pero intenta ponerlo con palabras bonitas, que sino no lo va a leer ni tus familiares.

Hace semanas que no salgo a la montaña, así que ese estímulo culpable de todas mis líneas está desaparecido. Despistado u oculto. No lo sé. Voluntaria o involuntariamente, creo que tampoco lo sé.

Seguir leyendo «Estímulos.»